Visitá mis otros Sitios

TELAR TRIANGULAR: PRIMEROS PASOS


PRIMEROS PASOS
Vamos a comenzar con las instrucciones para tejer el denominado PUNTO TELA en el telar triangular. Este punto es el más sencillo, porque en él los hilos se cruzan alternándose consecutivamente uno y uno.
Este es el punto que deberíamos practicar muy bien, porque constituye la base del tejido. Si no tenemos perfectamente comprendido el punto tela, se nos dificultará la realización de puntos que requieren cruces distintos o la utilización de más de un hilo.
Los siguientes gráficos, tomados de una revista, los elegí porque muestran con claridad el orden y dirección de los hilos en el tejido, además de ser sencillos y fáciles de comprender.


EXPLICACION

Aclaración: En el comienzo del tejido, pueden hallar ligeras variantes, de acuerdo a la costumbre de la tejedora. Vale hacer esta aclaración porque en otra fuente de información, pueden encontrar diferencias en el inicio. Sin embargo, estas pequeñas diferencias, no alteran los resultados. Simplemente tiene que ver más con una cuestión de costumbre que de técnica en sí.
He resaltado en negrita las palabras lado y base, porque es muy importante que distingamos los clavos que se mencionan. Cuando hablamos de base, nos referimos a la parte horizontal del telar, en tanto que los lados son los que partiendo de la base en forma diagonal se unen en el extremo superior.
Cuando menciono las pasadas, me refiero al hilo que pasa en forma horizontal, paralelo a la base.

COMENCEMOS:

1- Para comenzar el tejido, ataremos el extremo del hilo en el primer clavo (de la base) de la izquierda.
2- LLevamos el hilo hacia la derecha, por encima de los clavos de la base hasta el último clavo.
3- Damos la vuelta y volvemos por abajo hasta el segundo clavo (de la base) de la derecha.
4- Rodeando este clavo, subimos pasando el hilo por debajo de la primera pasada. Llevamos el hilo hacia el primer clavo del lado derecho, lo rodeamos y lo llevamos hacia la izquierda.
5- Cuando llegamos al primer clavo del lado izquierdo, lo rodeamos y bajamos con el hilo hasta el segundo clavo (de la base) del lado izquierdo, pasando por debajo de la primera pasada.
6- Por debajo de los clavos de la base, llevamos el hilo hasta el tercer clavo del mismo lado, lo rodeamos y subimos hasta el segundo clavo del lado izquierdo pasando por encima de la primera pasada.
7- La secuencia no varía, es siempre la misma, es decir que la explicación anterior debe repetirse hasta haber tejido todos los clavos.
8- La última pasada, puede hacerse fácilmente utilizando una aguja para lana, suficientemente grande.
FLECOS
Si hemos de aplicar flecos a nuestra labor, éste será el momento de colocarlos, es decir, antes de retirar el trabajo del bastidor.
La imagen muestra claramente cómo insertarlos utilizando una aguja de crochet.
De acuerdo a los gustos y al modelo, los flecos pueden colocarse en todos los puntos o bien espaciados.


  • Debemos tener en cuenta que en esta clase de telar, se teje una vez de cada extremo y los hilos que vamos tejiendo en cada vuelta deben pasar una vez por arriba y la vez siguiente por debajo de las pasadas, alternándose. Sin embargo, cuando pongan manos a la obra, van a observar que, cuando estén tejiendo en uno de los extremos,( cuidándose de alternar los hilos), en el extremo contrario, se va a reproducir el mismo diseño, esto es, que si nos equivocamos mientras tejemos en uno de los extremos, en el extremo contrario, aparecerá el mismo error.

  • Si al terminar notamos que nos sobran o faltan clavos, puede deberse a dos razones: o cometimos algún error al tejer, o el telar no tiene la cantidad de clavos correctos.


  • Este trabajo se hace utilizando las manos, simplemente. No obstante, es posible ayudarse con una aguja de crochet, si ésta les resultase más práctica, sobre todo para las últimas vueltas, donde el escaso espacio que nos queda nos dificulta el trabajo.
SACAR EL TEJIDO DEL BASTIDOR:
Antes de separar el tejido de los clavos, debemos cerrar los puntos de la base, ya que los de los lados quedan perfectamente cerrados. Para cerrar los de la base, procederemos de la siguiente manera:
Valiéndonos de una aguja de crochet, soltaremos el primero y el segundo punto de la derecha (de la base) y los montaremos en la aguja en ese orden. A continuación, sacaremos el primer punto de la aguja, pasándolo sobre el segundo.

Aquí la aguja nos queda con un solo punto, de modo que soltaremos un tercer punto del clavo siguiente y lo calzaremos en la aguja. Repetimos el procedimiento anterior, pasando el segundo punto sobre el tercero para soltarlo de la aguja.

Repetimos hasta terminar con todos los puntos de la base ( para dar soltura al trabajo que estamos realizando, es conveniente sacar de los clavos los primeros clavos de los lados) y al terminar soltamos el primer punto que atamos al comenzar, utilizando la hebra para cerrar el tejido.

SUGERENCIA: Para aquellas personas que recién se inician, es aconsejable contar con un telar de estudio, cuya medida no supere los 40 cm. de base. Este pequeño telar les resultará más fácil de manipular, será menos el hilado necesario (y consecuentemente, será inferior la cantidad de material desperdiciado por enredos o manoseo excesivo) y el tejido irá tomando forma con mayor rapidez que en un telar de tamaño normal.


1 comentario:

  1. buenisima la explicacion... muchas gracias

    ResponderEliminar

Podés dejar tu comentario aquí